jueves, 3 de agosto de 2017

Una familia de 4 y un hasta siempre.

Si. Somos oficialmente una familia de 4 desde hace 2 meses.

La pequeña de de la familia nació una buena tarde de primavera. Fue otra cesárea por venir en podalica, no pude quitarme esa espinita de un parto vaginal y como Dios manda,  pero debo decir que esta espina duele infinitamente menos que con Pichón,  porque tanto el trato como el desenlace y final de la historia pudo ser,  por fin,  un cuento.

Trato amable, mucho control, mucho relax. Muchas similitudes al parto de pichón:
-Entre dilatada, cuello borrado,  con contracciones de las que no me enteraba. Monitores e ingreso ante la incredulidad (por segunda vez) de PapaPichon. Este hombre no tiene remedio.

Todo lo demás,  muy diferente. Vi toda la cesárea, me dejaron un rato a la pequeña,  y por fin su padre pudo hacer piel con piel durante 2h que,  no me cabe duda, los ha unido mucho más  y para siempre.
La lactancia va rodada, igual o incluso mejor que la primera lactancia. La única salvedad fueron unas grietas por el frenillo que solventado desde el segundo dia con pezoneras y que abandonamos poco más de un mes después.

Casualidades de la vida, mis fis hijos han nacido en la misma semana+día,  con una diferencia exacta de 100gr +1cm a favor de Pichón. Ahora que,  comparando tablas, la pequeña le gana por goleada en crecimiento. Sólo digo que ya usamos la talla 3/6 porque no le entra nada más...

Y con este regalo que nos ha traído la vida,  cerramos chiringuito. Me refiero a mi útero,  a no ser que me toque la lotería y me plantee cambiar de coche,  de casa y dejar de trabajar.

Después de todo lo vivido estos últimos 5 años,  casi 6,  desde que me diagnosticaron la malformación uterino,  debo decir que el blog ha sido maravilloso. Me ha servido para ayudarme a pasar ese duelo, ayudado a pasar el vuestro y a dar luz a historias positivas sobre estas malformaciones. Ese fue mi propósito siempre,  creo que se ha cumplido con creces y lamentablemente, nuestra vida ahora (y desde hace ya mucho tiempo) no me permite estos ratos tan amenos de escritura.

Lo que os quiero decir es,  que esto es un hasta siempre. No me iré,  quiero que esta experiencia le sirva a otra mujer que como yo,  lloró durante días pensando que no podría tener hijos,  lloró sus abortos creyendo que no podría ser y que al final,  sí fue.
Aquí quedan mis palabras. El contenido que se queda será relacionado con la malformación, y el resto,  ya queda para mi.

Muchísimas gracias por seguir esta aventura, para las que lo hacías con palabras y las que estabais en silencio.

No me voy triste, sólo me voy cansada de no poder dormir del tirón! Seguro que me lo perdonareis, porque sois maravillosas.

Un abrazo infinito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario